Parches de nicotina para dejar de fumar: qué son, cómo funcionan y efectos secundarios

Parches de nicotina para dejar de fumar: qué son, cómo funcionan y efectos secundarios
5 (100%) 1 voto

Los parches de nicotina para dejar de fumar se han convertido en los últimos años en uno de los métodos más usados en todo el mundo para vencer la adicción a los cigarrillos.
Una de las principales causas de su éxito es que son un remedio cómodo, práctico, muy sencillo de usar y con resultados efectivos a la hora de deshabituarse del tabaco.
¿Quieres saber qué son exactamente los parches de nicotina para dejar de fumar, qué contienen, cómo funcionan, si son eficaces, cuáles son sus efectos secundarios y mucho más? ¡Toma nota e interioriza que és fácil dejar de fumar!

Definición

Los parches de nicotina son unos parches transdérmicos o cutáneos muy parecidos a una tirita que se fijan en la piel y liberan el medicamento con la finalidad de ayudar a tratar la adicción al tabaco.

Se trata de una terapia de reemplazo o terapia sustitutiva de nicotina (TSN) en la que el fumador sustituye los cigarrillos comunes por los parches de nicotina con el objetivo de abandonar el tabaquismo para siempre.


¿Qué contienen los parches de nicotina?

Una de las principales particularidades de los parches de nicotina para dejar de fumar es que como su propio nombre indica contienen una fuente de nicotina que reduce los síntomas de abstinencia que el paciente experimenta cuando deja de fumar.

Esta nicotina que contienen los parches es una nicotina llamada “limpia”, es decir, no contiene otras sustancias químicas nocivas que sí tienen los cigarrillos y es liberada lentamente en el organismo a través de la piel.

¿Cómo actúan?

Esta terapia de reemplazo libera nicotina a través de la piel una vez que los parches se adhieren a ella para que el paciente pueda dejar de fumar sin sufrir el síndrome de abstinencia.
Inicialmente se comenzará con una dosis más o menos alta en función de la dependencia a la nicotina que sufra el fumador y esta dosis se irá disminuyendo progresivamente hasta que el paciente pueda dejar de usarlos sin necesidad de seguir necesitando nicotina.


Efectividad de los parches para dejar de fumar

Una de las principales dudas a la hora de decantarse o no por este método para dejar de fumar es si son buenos los parches de nicotina. En este sentido, varios estudios clínicos avalan que los fumadores que dejan de fumar utilizando terapias sustitutivas de nicotina como por ejemplo parches, tienen el doble de posibilidades de dejarlo en comparación a quienes tratan de dejarlo empleando únicamente la fuerza de voluntad.

En otras palabras, según los expertos los parches de nicotina sí funcionan y ayudan a dejar de fumar para siempre.

Tipos de parches

Existen dos tipos de parches de nicotina para dejar de fumar en función de lo dependiente que sea de la nicotina el paciente: los que liberan nicotina durante 24 horas al día y los que solamente se utilizan cuando el paciente está despierto y que liberan nicotina durante 16 horas diarias.

En cuanto a su comercialización, existen los parches de nicotina genéricos y los que se comercializan bajo una marca, como por ejemplo los parches de nicotina Nicorette o Nicotinell entre otros.

¿Cómo usarlos?

El tratamiento con parches de nicotina para dejar de fumar debe durar unas ocho semanas —cuatro con la dosis más alta, dos en la dosis intermedia y dos semanas más en la dosis más baja—. Además, los parches se deben colocar en la fecha prevista para dejar de fumar nada más levantarse, y pueden usarse simultáneamente con los chicles de nicotina.

Para utilizar los parches, hay que adherirlos directamente sobre la piel limpia, seca y libre de vello todos los días a la misma hora. Para ello, hay que retirar la tira protectora, aplicarlo con el lado adhesivo sobre la piel y presionar durante diez segundos con la palma de la mano.

Deben dejarse puestos durante 16 o 24 horas según el tipo de tratamiento que el paciente esté siguiendo, y pueden usarse incluso en la ducha. Cuando pase ese tiempo, el parche deberá retirarse y colocar uno nuevo a la misma hora que el anterior pero en un área diferente de la piel para prevenir la irritación.

No hay que usar nunca dos parches al mismo tiempo ni fumar mientras se están usando los parches, y aunque existen parches de nicotina sin receta lo preferible es consultar a un médico y que sea este quien recomiende la dosis a usar y el tratamiento a seguir.

Beneficios

Los principales beneficios de usar parches de nicotina es que son muy fáciles de usar, liberan constantemente nicotina con lo cual alivian la ansiedad mientras el paciente está tratando de dejar de fumar facilitando así el proceso de deshabituación y además su aplicación transdérmica es compatible con cualquier actividad.

Precio

El precio de este tratamiento varía en función de si son parches de nicotina sin receta o con receta así como de la marca y de la cantidad de parches que contenga el envase.

Por ejemplo, los parches de nicotina Nicotinell 24 h tienen un precio que oscila entre los 30 y los 100 euros en función del número de parches; y los parches de nicotina Nicorette tiene un coste medio de 60 euros, que puede disminuir o aumentar en función de las dosis.

Efectos Secundarios

Los parches de nicotina pueden causar sarpullido leve en algunas personas, así como erupciones en la piel o inflamación, crisis convulsivas, frecuencia cardiaca irregular y dificultad para respirar. En caso de experimentar alguno de estos síntomas es recomendable acudir al doctor de inmediato.

Contraindicaciones

Igual que ocurre con los chicles y otras terapias de reemplazo, no se deben usar parches de nicotina durante el embarazo debido a que la nicotina podría ayudar a desencadenar defectos cognitivos relacionados con la audición de los recién nacidos.

Tampoco deben usarse durante el periodo de lactancia ni están recomendados para personas con problemas cardíacos, enfermedades vasculares cerebrales recientes, enfermedades de la piel que pueden complicarse por la aplicación de los parches o en caso de alergia a cualquiera de los componentes del parche.

Como ves, los parches de nicotina para dejar de fumar son una opción asequible, sencilla y cada vez más usada por todos aquellos fumadores de todo el mundo que quieren vencer la adicción al tabaco.

Eso sí, hay que tener en cuenta que tanto si se opta por los parches como si se elige cualquier otro tratamiento para dejar de fumar, de nada sirve si el fumador no está plenamente convencido de querer dejar el tabaco. Una vez se esté seguro de querer dejar de fumar, hay que mentalizarse y afrontar esta nueva etapa con energía y optimismo.

Por favor, ayúdanos a hacer esta información visible para todo aquel que quiera dejar de fumar. Somos muchos los que lo intentamos y coon un solo click podemos hacer más facil el desafio que supone el dejar este mal hábito. Mil gracias!!!

Leave A Comment