Saltar al contenido
Como dejar de fumar ¡YA!

Imanes para dejar de fumar

imanes para dejar de fumar

Magnetoterapia para dejar de fumar: el uso de imanes para vencer la adicción al tabaco

¿Y si la clave para dejar de fumar estuviera nada más y nada menos que en tu oreja?

Esta es la idea que sostiene la magnetoterapia o el uso de imanes para dejar de fumar, un método alternativo que consiste en colocar dos imanes contrapuestos en puntos estratégicos del pabellón auditivo para conseguir que los fumadores abandonen este mal hábito. Para muchos, el mejor método para lograrlo con – ansiedad.

Si estás buscando abandonar el tabaquismo y no te basta con tu fuerza de voluntad pero tampoco quieres comenzar a tomar medicamentos ni someterte a tratamientos a base de nicotina, entonces el imán antitabaco puede ayudarte a decir adiós al tabaco para siempre.

Enseguida te contamos todo lo que necesitas saber sobre los imanes para dejar de fumar: qué son, cómo funcionan, dónde adquirirlos y cómo puedes comenzar a usarlos para que así decidas si este es el método más adecuado para ti y puedas comenzar el camino hacia vida mucho más saludable.

Imanes para dejar de fumar: todo lo que necesitas saber sobre la magnetoterapia

Imagina que de repente las ganas de fumar se desvanecen milagrosamente, que el humo del tabaco comienza a darte asco y que dejas de tener adicción a la nicotina.

No es magia sino un proceso fisiológico activado por el magnetismo de estos imanes hipoalérgicos para dejar de fumar. Al menos, así lo sostienen los expertos en magnetoterapia, que afirman que usando este método los fumadores pueden abandonar el tabaquismo sin tener que sufrir exageradamente por el síndrome de abstinencia. Veamos cómo funcionan en detalle estos imanes.

En primer lugar, cabe destacar que el uso de la magnetoterapia para dejar de fumar está estrechamente relacionado con la acupuntura, una técnica milenaria originaria de China que consiste en la introducción de agujas muy finas en determinados puntos del cuerpo para aliviar dolores, curar ciertas enfermedades y eliminar hábitos nocivos como el tabaco.

Pues bien, los imanes para dejar de fumar funcionan igual pero sin agujas y no necesitan receta médica con lo cual es muy fácil adquirirlos y además existen multitud de sitios donde encontrarlos. Por ejemplo, puedes adquirir los imanes para dejar de fumar RealQUIT o Quit Smoke Magnet —dos de las marcas más conocidas— en farmacias, a través de Amazon o en otras muchas páginas de Internet.

AQUAMED Imán anti-tabaco - Dispositivo magnético, Terapia auricular / Acupresión, Reduce deseo de fumar
  • Producto Aquamed: Imán anti-tabaco para utilizar en oreja
  • Indicaciones: tratamiento anti-tabaco reduciendo sensiblemente el deseo de fumar, sin medicamentos ni efectos secundarios
  • Composición: dispositivo con un campo magnético formado por materiales que presentan propiedades magnéticas como el neodimio y el cobalto. Chapado en oro
  • Producto desarrollado y probado en colaboración con el Centro Europeo de Prevención del Tabaco por médicos acupuntores

Funcionamiento de los imanes antitabaco

Su funcionamiento es muy sencillo: se colocan dos imanes opuestos entre sí ejerciendo una pequeña presión incidiendo en el punto específico del oído que regula la adicción y dependencia a la nicotina.
El imán pequeño debe colocarse en la parte delantera de la oreja y el imán grande en la parte trasera.

Una fuerza de atracción los mantendrá en su sitio, mientras que los imanes ejercerán una presión prolongada activando los neurotransmisores y eliminando las ganas de fumar.

Lo ideal es llevar puestos estos imanes para dejar de fumar un mínimo de 3 horas y un máximo de 4 horas diarias, durante 6 o 7 días en los cuáles el fumador puede seguir fumando; y preferiblemente es mejor usarlos cuando el fumador está en estado de calma y tranquilidad, por ejemplo, después de comer o cenar, o durante un descanso en casa.

A partir del séptimo día se aconseja abandonar el hábito, y es ahí donde los imanes actuarán erradicando la necesidad de fumar debido a que previamente habrán inducido la producción de endorfinas eliminando así el deseo de encenderse un cigarrillo. Una vez el fumador abandone el tabaco, es recomendable seguir usando los imanes durante 20 o 25 días.

Pero si bien no es necesario dejar de fumar hasta cerca de una semana después de haber comenzado con el tratamiento, sí es necesario que entiendas e interiorices en tu cerebro que quieres dejarlo ya que el primer paso para que consigas abandonar el tabaquismo más allá del método que uses es tomar la firme decisión de dejar de fumar.

De hecho, esa es una de las razones por las cuáles muchas personas optan por el método de la magnetoterapia para dejar de fumar: por la posibilidad de compatibilizarlo con el tabaco los primeros días.

Pero no es la única razón por la cual muchos fumadores recurren a los imanes: la magnetoterapia es de muy fácil implementación, no contiene elementos químicos y es un tratamiento libre de nicotina, reduce la ansiedad y no aumenta las ganas de comer con lo cual muchas personas los eligen como primera opción dado que tampoco tienen contraindicaciones ni efectos colaterales.

Y a todo esto cabe sumar que puede comprarse sin necesidad de receta médica, lo cual supone una doble ventaja para el comprador: por un lado el producto puede venderse en multitud de sitios con lo cual puede encontrar distintas marcas en diferentes farmacias, establecimientos especializados e incluso en Internet; y por otro lado eso permite que los precios sean más competitivos con lo cual podrá adquirir un producto eficaz a bajo coste.

De esta manera es posible adquirir los imanes para dejar de fumar a un precio que oscila entre los 7 euros los más sencillos hasta los 50 euros los más especializados; un precio que queda más que amortizado dejando de comprar unas cuantas cajetillas de cigarros.

Ahora, la pregunta que muchos se hacen: ¿la terapia de imanes para dejar de fumar funciona? Son muchos quienes cuestionan su efectividad, y lo cierto es que si bien existen muchísimas opiniones al respecto no existen evidencias científicas que sugieran que sea un método del todo efectivo.

Muchas compañías que comercializan estos imanes aseguran el alto porcentaje de éxito de sus productos, situándose en la gran mayoría de los casos en un 80% el número de personas que han dejado de fumar gracias al imán antitabaco.

Cada persona es un mundo y, como en todo, lo que en unos funciona en otros no. Pero ahora ya tienes el conocimiento suficiente como para decidir si quieres ayudarte de los imanes para dejar de fumar o si por el contrario prefieres buscar otro método que se ajuste más a tus necesidades.

Una técnica también bastante efectiva y relacionada y que puede ser de tu interés es dejar el tabaco con láser o ayudarte con libros para no fumar mas.

Aún así no olvides que lo que verdaderamente importa es la meta, y ahora te queda decidir qué camino quieres escoger para llegar hasta ella, siendo indiferente los productos o tratamientos elegidos para ello. Tu nuevo día sin humo puede comenzar mañana mismo, este próximo fin de semana o justo ahora.

Seguro que estos artículos serán de tu interés

[checklist type=»arrowed» margin_bottom=»no»] [/checklist]