Dejar de fumar engorda: descubre si es cierto y por qué

Dejar de fumar engorda: descubre si es cierto y por qué
Vota este artículo

La verdad tras la afirmación de que dejar de fumar engorda

Una de las principales razones por las cuáles muchos fumadores no quieren abandonar el tabaco es por miedo a ganar peso. Y es que existe la opinión generalizada que cuando se deja de fumar se ganan unos kilos de más. Ya sea utilizando la homeopatía o dejándolo poco a poco.

¿Es cierto que dejar de fumar engorda o es más bien un mito? ¿Qué cambia en nuestro cuerpo cuando abandonamos el hábito del tabaco? ¿Qué opinan los expertos al respecto? Estás a un paso de saberlo.

Esto es lo que sucede en tu cuerpo cuando dejas de fumar

El primer paso para saber si dejar el tabaco es sinónimo de ganar unos kg de más es entender lo que ocurre con tu propio cuerpo una vez abandonas este mal hábito.

Cuando dejas de fumar tanto la nicotina como el resto de componentes tóxicos del tabaco provocan un efecto negativo en tu organismo que es necesario conocer para entender si dejar de fumar significa ganar peso o adelgazar. Esto es lo que debes saber:

El metabolismo cambia

Se conoce como termogénesis al proceso mediante el cual tu cuerpo produce calor. Su funcionamiento es sencillo: a mayor termogénesis mayor aumento del metabolismo y por tanto mayor quema de calorías.

Pues bien, la cuestión es que cuando fumas la producción de calor aumenta un 6% lo que se traduce en que estás quemando 200 calorías más por día.

Cuando lo dejas, la producción de calor o termogénesis vuelve a la normalidad y tu metabolismo disminuye lo que puede favorecer el aumento de peso.

El estrés y la ansiedad aumentan

La nicotina aumenta los niveles de algunas hormonas como la adrenalina y eso tiene una acción hiperglucémica; es decir, un aumento anormal de la cantidad de glucosa que hay en la sangre.

Esto provoca que el fumador recurra a un cigarrillo cada vez que tiene hambre y es así como logra regular sus niveles de glucemia como si hubiese comido.

Cuando se deja, y debido a la ausencia de nicotina, el estrés y la ansiedad aumentan y el ex fumador calma sus nervios comiendo más de lo que debería —y peor aún: por lo general lo hace ingiriendo alimentos calóricos y poco nutritivos—.

Recuperas el olfato y el gusto

El tabaco deteriora sentidos tan importantes como el gusto y el olfato, por lo que cuando la persona deja de fumar vuelve a mejorar su sentido olfativo y gustativo. Eso hace que el ex fumador disfrute más de lo que está comiendo, desee más alimentos y como consecuencia ingiera más calorías de las recomendadas.


¿Dejar de fumar engorda o adelgaza? Esto es lo que dicen los expertos

Dejar de fumar engorda entre 3 y 5 kilos. Así lo advierte un análisis a 62 estudios sobre la materia publicado en la prestigiosa revista British Medical Journal.

De media, un año después de dejarlo, la persona ha ganado unos 4,7 kilos de peso; una cifra que sin embargo está muy por encima de los 2,9 kilos que un estudio similar concluyó hace dos décadas.

El profesor de psiquiatría y experto en adicciones Henri-Jean Aubin es claro sobre el tema de si dejar de fumar engorda o no: “se engorda al principio sobre todo. Y es importante saberlo porque si una mujer muy preocupada con su silueta deja de fumar y gana un kilo el primer mes puede decidir que no sigue para no ganar 12 kilos en un año. Pero hay que decirle que se deja pronto de aumentar kg”.

De hecho, el profesor afirma que según sus estudios, el 20% de las personas analizadas incluso adelgazan cuando dejan de fumar.

Aún así, todos coinciden en lo mismo: los beneficios de dejar de fumar compensan con creces el ligero aumento de peso de dejarlo.

Y sobre el tema Aubin añade: “dejar de fuma es la mejor decisión que podría tomar una persona, incluso si está preocupada por su figura. Alguien de 40 años que lo deje hoy ganará nueve años de esperanza de vida”.

4 factores que pueden hacerte engordar

Después de leer hasta aquí, seguramente te estés preguntando por qué engorda dejar de fumar y la explicación es más sencilla de lo que crees. Básicamente, si dejas de fumar aumentas peso debido a cuatro factores:

1) la nicotina tiene un cierto efecto anorexígeno, que viene a significar que sacia el apetito y hace que al fumar tengas menos ganas de comer.

2) a un fumador que fuma un paquete diario, la nicotina le permite quemar entre 200 y 300 calorías cada día.

3) muchas personas cuando dejan de fumar sustituyen el tabaco por la comida, y este cambio de hábito inevitablemente les lleva a subir de peso.

4) ante la misma actividad, un fumador consume más calorías que un no fumador.

Pero también debes saber que los kilos que ganes en los primeros tres meses probablemente vas a perderlos en los siguientes seis.


Cómo no engordar al dejar el tabaco

A veces, oyendo hablar a la gente, parece que incluso leyendo libros para dejar de fumar, vas a ganar peso. Todo esto no significa que si dejas de fumar vayas a ponerte gordo/a siempre. Es más: dejar de fumar sin engordar es posible y no es difícil. Solo debes saber qué tener en cuenta.

Para empezar, hay algunos fármacos como los comprimidos, los chicles de nicotina y el bupropion que pueden retrasar el aumento de peso al dejar de fumar por lo que si este tema te preocupa tienes varias opciones a considerar.

Si quieres dejar de fumar pero no quieres aumentar kilogramos en el intento, entonces también tienes que evitar picar entre horas y no sustituir los cigarrillos por alimentos, y si decides hacer dieta mejor no empieces hasta que la abstinencia esté bajo control.

Ten en cuenta que ante la ansiedad por no poder fumar se produce un efecto sustitutivo y tendemos a cambiar el tabaco por la comida. Por tanto, cuando notes la falta de tabaco intenta cambiar la comida por otra actividad que te distraiga pero que no engorde como por ejemplo hablar con alguien, leer, comer un caramelo, hacer deporte, beber agua o respirar hondo un par de minutos.

La clave está en apartar la mente del deseo de un cigarro, pero sin tener que recurrir a la comida, que suele ser lo primero que nos viene a la mente.

Durante las primeras semanas hay que intentar beber mucha agua y zumos, no tomar alcohol ni otros excitantes como café o té, comer ligero y frecuente y tomar muchas frutas y verduras. ¡Ah! Y practicar ejercicio porque así, si ganas algo de peso, será más fácil no ir acumulando demasiados kilos, que tampoco forman parte de una vida saludable.

Y sobre todo, mantente firme en el camino porque tomar la decisión de dejar de fumar es una acción realmente valiente; no dejes que esos posibles kilos de más pasajeros te llenen de miedos, dudas e inseguridades. Porque si algo ganas seguro cuando dejas de fumar, es salud y mejor calidad de vida. Y eso no tiene precio.

dietas para dejar de fumar

alimentos para dejar de fumar


6 métodos para dejar de fumar sin engordar ¡y sin ansiedad!

¿Sabías que se calcula que cada ex fumador gana una media de 4,7 kilos durante los primeros meses sin fumar?

Algunas de las principales razones de ese aumento de peso con el síndrome de abstinencia, la mejora de los sentidos del gusto y el olfato que pueden llevarte a comer más, y el hecho que la nicotina contribuye a quemar calorías a la vez que incrementa la sensación de saciedad.

Afortunadamente, eso puede evitarse y para que puedas conseguirlo hemos seleccionado 6 tips para dejar de fumar sin engordar que te serán muy útiles. ¡Toma nota!

trucos para dejar de fumar sin engordar

Querer dejar de fumar y tener fuerza de voluntad

Todos los expertos coinciden en lo mismo: hay que querer dejar de fumar, tomar la decisión en serio y una vez tomada tener fuerza de voluntad.

Parece obvio pero sin embargo es ahí donde se esconde la clave para saber cómo dejar de fumar sin engordar. Y es que si no pones de tu parte, ¿cómo vas a lograrlo?

Una vez estés plenamente convencido de abandonar el mal hábito de los cigarrillos, te será más fácil sobrellevar el proceso.

Pero hay algo más que puedes hacer, y es ahí donde entra en juego la fuerza de voluntad: cada vez que te entren ganas de sustituir un cigarrillo por comida poco saludable —es muy frecuente para combatir la ansiedad— piénsalo dos veces y ten a mano otros recursos como chicles, regaliz o infusiones. ¡Realmente funciona!

Seguir una dieta saludable y hacer ejercicio

No hay más secreto que este: ejercicio y dieta para dejar de fumar sin engordar y sin ansiedad. Esta es, sin duda, una regla que nunca falla.

Una vez te convenzas de que quieres dejar de fumar, comienza por salir a caminar aunque sea media hora o si lo prefieres apúntate a un gimnasio, haz boxeo o simplemente muévete durante un rato.

Algo tan simple como eso puede evitar que engordes, y si además comienzas a tomar consciencia de lo que comes mejor que mejor.

Es cierto que los expertos no aconsejan comenzar una dieta al mismo tiempo que se deja de fumar, pero también es verdad que puedes elegir comerte una fruta en lugar de una caja de galletas de chocolate.

Simplemente, antes de recurrir a la comida basura piensa si esa es la mejor opción para ti y en la medida de lo posible trata de reducir el consumo de carnes, huevos y alimentos excesivamente salados. En su lugar, sigue una rutina de alimentación sana rica en cereales integrales y verduras dulces. ¡Notarás la diferencia!

Apoyarte en los remedios caseros

Existen muchos remedios caseros para dejar de fumar sin engordar nada, como por ejemplo las infusiones, los zumos de frutas, las flores de Bach, la raíz de jengibre o de regaliz, la pimienta de cayena, el ginseng, el té de hierbas, la valeriana, la avena o la lobelia.

Todos estos alimentos naturales, plantas y hierbas han ayudado hasta el momento a dejar de fumar sin engordar y sin ansiedad a muchísimas personas. ¿Por qué contigo iba a ser diferente? También puedes introducirte en el mundo de la fitoterapia y las hierbas para dejar de fumar, apreciarás buenos resultados.

Puedes decantarte por uno solo o combinarlos, pero sin lugar a dudas ayudarán a que tu adicción por el tabaco pase a mejor vida sin que tengas que ganar peso.

Tomar champix

Muchos ex fumadores han recurrido al champix para dejar de fumar sin engordar. También conocido como chantix, se trata de un medicamento elaborado a base de vareniclina que no contiene nicotina y que está recomendado a los fumadores que tienen un grado elevado de adicción.

El champix interviene directamente en la misma parte del cerebro donde también actúa la nicotina con la intención de provocar que el cigarrillo produzca menos placer y por tanto disminuya la sensación de necesitar tabaco.

Es por eso que, al no haber ansiedad, también disminuyen las ganas de sustituir el tabaco por comida. Eso sí, si tienes pensado tomar champix consulta a tu médico para que dé el visto bueno al tratamiento.

Someterte a sesiones de hipnosis

La hipnosis parte de que la raíz de la adicción está en el subconsciente y que, por tanto, es ahí donde hay que actuar para lograr vencer esa adicción.

Por esa razón la hipnosis trabaja directamente sobre la mente subconsciente desprogramándola para que la ansiedad por el tabaco desaparezca mediante los propios mecanismos que crearon la dependencia.

Por este motivo resulta una excelente alternativa usar la hipnosis para dejar de fumar sin engordar ya que al actuar directamente sobre el subconsciente se elimina la ansiedad y con ella las ganas por comer.

Además, la tasa de éxito de la hipnosis para dejar de fumar se sitúa en el 80% de éxito y solamente se calcula que hay un 2,5% de recaídas.

Eso sí, ponte siempre en manos de profesionales.

Recurrir a la acupuntura

Unas simples agujas pueden ayudarte a vivir sin tabaco, pero también a vivir sin ansiedad y sin esos kilos de más. Te invitamos a que descubras la acupuntura para dejar de fumar.

La acupuntura es un método rápido, indoloro, no invasivo y sin efectos secundarios que consiste en colocar unas finas agujas indoloras en puntos estratégicos del cuerpo donde circulan corrientes de energía y de ese modo vencer la adicción al tabaco.

Algunos de estos puntos están el el oído —por eso también a la acupuntura para dejar de fumar se la conoce como auriculoterapia y entre otras ventajas te ayudan a sobrellevar el mono de la nicotina, evitan el mal humor y también regulan el apetito, aumentan el metabolismo y estimulan la combustión de grasa abdominal.

¿Qué te parecieron estos seis tips para dejar de fumar sin engordar? Elige la opción que mejor encaje contigo y piensa que no vas a tener mejor oportunidad que esta para dejar de fumar. No ganarás peso pero sí muchas otras cosas como salud, bienestar, felicidad y algo que con el cigarro no era posible: libertad.

Así que ahora que ya sabes cómo dejar de fumar sin engordar di adiós al tabaco y da paso a una vida mucho más saludable. Porque dentro de un año, desearás haber comenzado hoy.

Por favor, ayúdanos a hacer esta información visible para todo aquel que quiera dejar de fumar. Somos muchos los que lo intentamos y coon un solo click podemos hacer más facil el desafio que supone el dejar este mal hábito. Mil gracias!!!

6 Comments

  1. Luci-Reply
    1 noviembre, 2017 at 9:21 pm

    muy buen comentario, ayuda mucho me encanta me da animo para dejar d fumar

  2. Rosario-Reply
    17 enero, 2018 at 9:39 pm

    Hola, hace 18 años empece a fumar (tenia 16) intente dejarlo en mas de 10 ocasiones (deje de fumar durante mis 2 embarazos, la lactancia y otras muchas veces ) pero recaía una y otra vez. Use medicamentos, parches, terapia etc. y nada me funciono. Hoy llevo 6 meses sin fumar (lo deje de golpe) y he ganado 5 kilos, tuve que dejar de frecuentar a ciertas personas y lugares pero vale la pena, por eso todos los días me digo a mi misma -SOLO HOY AGUANTA-. Es difícil pero creo que esta vez es permanente ya no lo extraño como antes 🙂

    • Javier-Reply
      19 enero, 2018 at 9:57 pm

      Muchísimas felicidades Rosario, y gracias por compartirlo con todos.

      Seguro que ayudarás a mas de uno

      Saludos

  3. Maria-Reply
    2 febrero, 2018 at 12:54 am

    Hará un año en abril que deje de fumar y no quiero volver a fumar.
    Yo deje de fumar de golpe y he engordado 10 kilos, tengo astenia mi olfato es el mismo que cuando fumaba y me salieron síntomas que me esta tratando un medico.
    Lo único positivo al dejar de fumar es que tengo un cutis y un pelo precioso.
    Pero también hay que contar las diferentes experiencias y no siempre se engorda de 2 a 3 kilos además soy una persona con una alimentación sana es decir pescado,verduras.. soy intolerante a la lactosa y todos derivados con lo cual no me paso en nada. Esto no es para desanimar, es para informar que no todo es blanco o negro.

    • Javier-Reply
      2 febrero, 2018 at 7:58 pm

      Hola Maria, gracias por comentar

      A mi también me paso, parecia que estaba mas sano fumando que sano. Pero mas lejos de la realidad. El tabaco nos esconde todas estas patologías que parecen dormidas, pero que se acomulan para en el momento salir de golpe. ASi que si, quizas engordes unos kilos de mas, pero fuera el tabaco!!!

  4. Steward Haydee-Reply
    10 mayo, 2018 at 12:56 am

    buenas tardes, cuento mi experiencia personal
    e ido a efectuar acupultura, hipnosis, parches, pastillas chiches etc, hasta e ido a un medico que me aplicaba descargas electricas como electroshop , no se si sera lo mismo pero….. me ejaba inerte en una camilla solo escuchaba su voz,lo que produjo tic,s nerviosos, y nada seguia fumando.
    Hoy ya llevo 11 años sin fumar,con una hija fumadora cronica,el unico secreto es un dia llego mi esposo sin aire hasta casa,un hombre que regalaba salud sin colesterol azucar sus analisis de 10.
    Mepropuse darles el ejemplo y deje sin mas ni mas tire el paquete y le dije chau pucho,o el dejaba el pucho o el pucho a el, yo deje automaticmente de fumar x ellos cuando decayo se fue en una semana. yo sigo sin fumar y mi hija recien ahora esta en tratamiento para dejarlo, todo se logra con fuerza y fe no hay otra alternativa suerte a quienes lo estan intentando NO ES IMPOSIBLE saludos

Leave A Comment