Cómo dejar de fumar: Información, métodos y consejos
4.7 (94%) 10 votos

Dejar de fumar es fácil si sabes como

Cómo dejar de fumar es la eterna pregunta que cualquier persona adicta al tabaco se formula cada día. Pero es momento de dejar de hacerse preguntas y ponerse las pilas para abandonar el hábito del tabaco.

No importa todo lo que te hayan dicho hasta ahora: es fácil dejar de fumar si sabes cómo y, si no lo sabes, has llegado al lugar correcto.

Enciéndete tu último cigarrillo si te apetece, ponte cómodo y acompáñanos a este viaje que será el principio de una nueva vida para ti. ¿Vienes a descubrirla?

Quiero dejar de fumar y no puedo

¿Estás listo para dejarlo?

Esa es la primera pregunta que debes hacerte. Si estás convencido de que sí, entonces hay muchos métodos y recursos para dejar de fumar. Solo tienes que elegir el mejor para ti.

En cambio, si todavía no lo estás, necesitas prepararte y a continuación te contamos cómo.


¿Cómo prepararse para dejar de fumar?

Si todavía no estás convencido de que vas a dejar el tabaco, lo primero que debes hacer es crear una lista con las razones por las que quieres dejarlo y los beneficios que obtendrás cuando logres tu objetivo.

También deberías ser consciente de cuáles son los momentos en los que más tabaco consumes y trazar una estrategia para ser capaz de omitir ese consumo. Por ejemplo, es habitual fumar más después de comer, después de un café, cuando bebes alcohol, cuando estás estresado, cuando estás aburrido, cuando juegas a las cartas, cuando sales con los amigos o incluso cuando estás cansado.

El paso siguiente es hacer una lista de actividades que te ayuden a tener la mente entretenida para no pensar en nicotina. El deporte, el cuidado de los hijos, la visita a familiares o juegos variados van bastante bien, pero cada uno tiene sus propias aficiones.

Y solo una cosa más. Deshazte de todos los cigarros: los que están en tus bolsillos, en casa, en el coche….Todos. Deben desaparecer de tu vista. Si quieres, puedes sustituirlos por caramelos o chicles.

Avisa a toda la gente de tu alrededor que vas a dejar de fumar, así entenderán mejor tu nuevo comportamiento durante el periodo de abstinencia y te brindarán su ayuda. Bajo la experiencia de un fumador, el apoyo de amigos, familiares y compañeros de trabajo es fundamental para avanzar hacia la vida sin humo. Pero solo con esto no será suficiente. Tu fuerza de voluntad y tus ganas serán tu motor principal.

Hacer frente a los síntomas de abstinencia

Los síntomas de abstinencia de dejar una adicción así son duros y los vas a experimentar, así que debes estar preparado y concienciado para no caer ante la primera adversidad que se presente. Debes estar preparado para enfrentarte a:

  • Deseo intenso de nicotina.
  • Ansiedad y frustración.
  • Dificultad para concentrarte.
  • Dolor de cabeza.
  • Insomnio.
  • Irritabilidad.
  • Depresión.
  • Impaciencia y nerviosismo
En función del consumo que realizabas antes de dejarlo y del tiempo que lleves sin proveer de nicotina a tu organismo, la intensidad de los síntomas será mayor o menor.

Remarcamos esto porque abandonar la adicción a la nicotina no es un camino de rosas y es mejor saber que será duro desde el primer día, pero no es imposible.

Ahora, con tu plan mejor organizado, quizás dejas de repetirte una y otra vez esa frase de “quiero dejar de fumar y no puedo”.

Para ampliar información y abandonar el tabaco definitivamente, vemos a continuación algunos trucos, estrategias y consejos para que te sea más fácil acostumbrarte a tu nueva vida sin tabaco.


Estrategias y consejos que funcionan

Romper con el hábito es lo más difícil y ya te hemos explicado cómo trazar un plan para comenzar con buen pie, pero probablemente necesitarás otros trucos y consejos para concienciarte durante los primeros días. Pues aquí van unas cuantas estrategias:

Ya lo has decidido.

Sabes en qué momentos fumas más y cómo vas a sobrellevarlo con otras actividades.

Sabes cómo comenzar.

Ahora te falta fijar una fecha: ¿vas a dejarlo hoy?, ¿mañana?, ¿el próximo fin de semana?

Ya lo mencionamos antes. No dejes ningún cigarrillo a tu alcance. Limpia también los ceniceros y esconde los mecheros. Lava la ropa y los abrigos.

Las prisas nunca fueron buenas y en esto de abandonar la adicción a la nicotina tampoco lo son. Tómatelo con calma y déjalo de forma gradual.

Aún con todo, es cierto que hay personas que prefieren dejarlo de forma radical. Ya no fumo más. Y no vuelven a hacerlo.

¿Qué método va más con tu personalidad de fumador?

Aquí hay posiciones encontradas. Mucha ente prefiere ayudarse de chicles de nicotina, parques, inhaladores…Cualquiera de estas opciones te da un “subidón” de nicotina que, al final, no está sirviendo para abandonar el hábito, sino para disimularlo y olvidarte de tener el cigarro en la mano.

Son buenos métodos para reducir la ansiedad que provoca dejar de fumar, pero no son la mejor opción si quieres dejar de llevar nicotina a tu organismo.

Es normal fumarse algún cigarro, aunque no es lo recomendable. Ojo y no entres en la espiral de “buah, por uno no pasa nada” porque en máximo quince días estarás fumando de nuevo.

Si tu mono de tabaco es tan grande que necesitas ese cigarro y te lo fumas, no pasa nada. Recuerda lo bien que lo habías hecho hasta ahora y continúa hasta lograr tu objetivo.

Eso sí, ten cuidado de no confundir caída puntual con recaída (volver a consumir tabaco de forma habitual)

¿Llevas muchos días sin inhalar humo de un cigarro? Pues enhorabuena, no te prives de auto-regalarte lo que quieras.

Celebra la vida sin humo todas las veces que sea necesario, incluso cuando hayas abandonado el hábito por completo.

Problemas de estreñimiento, irritabilidad, frustración, tristeza, subida de peso, recaídas, problemas de sueño y de concentración… Dejar de fumar no es fácil, pero hay que aprender a reprimir todos estos síntomas negativos para dar más importancia a los síntomas positivos. De hecho, puedes buscar soluciones para paliarlos cuando aparezcan conforme pasa el tiempo que llevas sin administrar nicotina a tu cuerpo.

  • Si tienes problemas de estreñimiento, bebe líquido abundante y consume frutas, verduras y productos integrales. Evita los lácteos y haz ejercicio a diario.
  • Si te cuesta concentrarte, tómate un descanso, levántate y camina o emplea trucos como repetirte la palabra clave que define la acción que estás realizando. Así focalizarás y lograrás centrarte más en lo que haces.
  • Para evitar subir de peso cunado dejas de fumar puedes mantener una dieta saludable evitando el consumo de alimentos calóricos, reduciendo la ingesta de grasas y realizando ejercicio diario.
  • Para combatir la frustración puedes evitar situaciones que sabes que provocan esa frustración, hacer ejercicio, imaginarte tu “lugar favorito”, un viaje e incluso hacer ejercicios con la boca para relajar los músculos.
  • Si aparece el insomnio puedes marcarte una rutina horaria más organizada, aligerar las cenas, moderar el consumo de alcohol, tomar un baño caliente y relajante antes de ir a dormir o, de nuevo, practicar ejercicio.

¿Ves cómo todo tiene solución? Lo importante es buscar el aspecto positivo de todas las fases que vas a vivir durante tu camino hacia una vida saludable sin humo de tabaco. La adicción que tu cuerpo tiene a la nicotina traspasará su necesidad al cerebro y este intentará por todos los medios hacerte recaer, pero tienes que ser fuerte y positivo para no hacerlo.

¿Cómo dejar de fumar fácilmente?

¿Cuál es la mejor manera de dejar de fumar?, ¿qué método funciona mejor?, ¿con qué método es más rápido lograrlo?

Lo sentimos, pero no hay una única respuesta a estas preguntas.

De hecho, no hay ninguna fórmula mágica para dejar de fumar fácilmente porque abandonar el tabaco no es para nada algo fácil.

Lo que sí hay es una gran multitud de métodos y técnicas para dejar de fumar, pero tú y solo tú puedes encontrar el mejor para ti.

Métodos para dejar de fumar que funcionan

Existen muchos métodos diferentes para dejar de fumar de forma fácil: imanes, vídeos, homeopatía, libros, cigarrillos electrónicos, acupuntura, fitoterapia, láser, hipnosis, medicamentos e incluso remedios caseros, entre muchos otros.

Imanes o magnetoterapia

Es uno de los métodos más usados hoy en día, tanto por su fácil implementación como por la posibilidad de usarlo sin necesidad de receta médica.

Hipnosis

Un método natural que puede realizarse de forma tanto individual como grupal y que está diseñado para que tras una sesión de dos horas el fumador termine con la necesidad física de fumar.


Acupuntura

Es una de las técnicas médicas orientales milenarias más extendidas. Se basa en la búsqueda del equilibrio del cuerpo mediante la colocación de unas delgadas agujas en zonas estratégicas con el fin de contribuir a eliminar el dolor, la tensión y los estados de nerviosismo y ansiedad.

Libros de autoayuda

Si no entiendes la causa es casi imposible resolverlo; así que una vez entiendas cómo el mecanismo de la adicción te ha engañado y cómo has sido manipulado fríamente, descubrirás que sí, puedes dejarlo definitivamente


Láser

Consiste en estimular determinados puntos tradicionales de acupuntura situados en todos el cuerpo, especialmente en la oreja y en las manos.

Flores de Bach

Las Flores de Bach ayudan a encontrar y mantener la fuerza de voluntad necesaria para dejar de fumar, y además sirven para tratar los estados emocionales negativos que originaron la dependencia al tabaco.


Fitoterapia

Con este método el estrés, la ansiedad y la irritabilidad que produce el síndrome de abstinencia puede minimizarse, siempre de forma natural y sin efectos secundarios. Y aunque los tres primeros días siguiendo el método de la fitoterapia para dejar de fumar son los más críticos, a partir del quinto el fumador ve cómo las ganas de fumar disminuyen y las energías se renuevan.

Los extractos de plantas están disponibles en forma de cápsulas, tabletas o tisanas, entre otros

Cigarro electrónico

El fumador disfruta de la similitud de fumar un cigarrillo tradicional sin estar ingiriendo ninguna de las sustancias cancerígenas provocadas por la combustión del tabaco.

Además, evita que las personas cercanas al fumador inhalen sustancias nocivas y permiten controlar el nivel de nicotina ingerido ya que los líquidos que se utilizan vienen en diferentes niveles de nicotina: alta, media, baja y sin nicotina.


Homeopatía

Se trata de una terapia natural que puede ayudar al fumador de dos maneras: por un lado puede aportarle el equilibrio que necesita para combatir la ansiedad por el tabaco, y por otro lado ayuda a aliviar los síntomas derivados de la abstinencia.

Vídeos

Hay vídeos de hipnosis, otros que buscan concienciar, vídeos de motivación o vídeos de autoayuda. Todos pueden servirte de apoyo en esta etapa de “olvido” del tabaco.


Caramelos y chicles de nicotina

Posiblemente, los caramelos y chicles de nicotina sean uno de los métodos para dejar de fumar más habituales hoy en día debido a que el simple hecho de mascar y tener la boca y la mente ocupadas en ello brindan una sensación de bienestar además de facilitar el proceso para abandonar el tabaco.

Parches de nicotina

El parche contiene una nicotina denominada “limpia”, es decir, que no contiene otras sustancias químicas nocivas que liberan los cigarrillos, y es liberada lentamente en el organismo a través de la piel.


Inhaladores de nicotina

Los sprays pueden ser tanto nasales como bucales, suministran una dosis rápida de nicotina para satisfacer los deseos del fumador con tan solo una pulverización y alcanzan su pico máximo al cabo de 5 o 10 minutos de haberlos usado —aunque alivian la ansiedad en tan solo 60 segundos—.

En cuanto a los inhaladores de nicotina, se parecen a una boquilla plástica para fumar y son más rápidos que los chicles o los parches.

Meditación y yoga

Tanto meditar como hacer yoga son métodos para dejar de fumar que te ayudarán a ser más consciente de todo lo que haces a cada momento, enfocándote principalmente en tus acciones y en cómo te sientes para ayudarte a combatir la ansiedad


Estimulación eléctrica

Esta terapia permite inhibir la necesidad del tabaco para siempre.

Durante dos años se realizó un estudio a 1.200 fumadores compulsivos que se sometieron a terapia de estimulación eléctrica, y al cabo de seis meses después de finalizar el tratamiento casi un 93% no había vuelto a fumar.

Deporte

Es uno de los métodos más efectivos para dejar de fumar gratis y no engordar en el intento.

Hacer deporte mejora la resistencia física y cardiovascular, reduce el estrés que tan a menudo lleva al fumador a encenderse un cigarrillo y produce un sentimiento de bienestar


Medicamentos

Se trata de fármacosgenéricos que se comercializan bajo varios nombres, la gran mayoría compuestos principalmente por bupropion o por vareniclina, y deben tomarse bajo la supervisión de tu médico por lo que habitualmente requieren receta médica.

Grupos de apoyo

En los grupos de apoyo se crea un ambiente acogedor donde los miembros asisten con un objetivo común y se les enseña a afrontar la situación de cambio en relación al tabaco.


Ayuda psicológica

La ayuda psicológica para dejar de fumar consiste en la combinación de varias técnicas que dotan al paciente de habilidades prácticas para superar el período de abstinencia y se utilizan estrategias de control de estrés, reducción gradual de ingestión de nicotina, resolución de problemas y otros.

Fuerza de voluntad

Puedes combinarlo con cualquiera de los anteriores 19 ya que si no pones de tu parte y no tomas la firme decisión de abandonar el tabaquismo difícilmente podrás lograr resultados a largo plazo.

Si te has animado a superar tu adicción a la nicotina, pero tienes ganas de fumar, es normal. Reconvierte ese deseo en un sentimiento positivo para lograr tu objetivo.



Diario de un fumador


Alimentación durante el proceso de dejar de fumar


Beneficios y razones por lo que debería no fumar más


Infórmate también que consecuencias tiene fumar

Síndrome de abstinencia del tabaco (mono)

Después de fumar las sensaciones son extrañas y en muchas ocasiones duras.

Efectos secundarios

Seguramente conocerás los efectos de fumar, pero dejarlo también tiene sus efectos.

Efectos secundarios

Consecuencias de fumar

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando le suministras dosis de nicotina a mansalva?

Consecuencias de Fumar

El fumador pasivo

Si eres fumador, no olvides que a tu lado hay personas que lo son por obligacion.

Fumador pasivo

Tabaquismo

Pero, ¿realmente qué es el tabaquismo? ¿ Qué síntomas tiene? ¿Como podemos vencerlo?

Tabaquismo


Pero no solo se fuma tabaco

Si has llegado hasta aquí ya conocerás todos los métodos, causas o información general sobre el tabaco, además de conocer los beneficios que puedes conseguir dejándolo. Pero no todo lo que se fuma es tabaco. También si eres adicto a fumar marihuana puedes tener algun problema. Aqui, en Comodejardefumarya.com no queremos dejar pasar la ocasión y te dejamos toda la información si quieres dejar los porros.

Cómo dejar la marihuana

¿Ya sabes cómo dejar de fumar y has elegido un método para lograrlo? Recuerda que tu concienciación y tu fuerza de voluntad son la clave, por encima de cualquier método o producto. Da el paso hacia una vida muchísimo más rica, saludable y placentera sin tabaco. Porque efectivamente, dejar de fumar es fácil si sabes cómo: solo es cuestión de proponérselo.

Por favor, ayúdanos a hacer esta información visible para todo aquel que quiera dejar de fumar. Somos muchos los que lo intentamos y coon un solo click podemos hacer más facil el desafio que supone el dejar este mal hábito. Mil gracias!!!