Beneficios

Cómo prevenir el tabaquismo en adolescentes: todo lo que necesitas saber

El tabaco es la droga que produce más dependencia en quien la consume, incluso más que la heroína o la cocaína. 

Sus consecuencias son devastadoras, y de hecho, cada 10 segundos pierde la vida una persona por culpa del tabaco y cada año más de 5,5 millones de personas mueren por fumar.

Y aunque las cifras no son para nada alentadoras, la buena noticia es que el tabaquismo es una epidemia que se puede prevenir.

¿Sabías, por ejemplo, que si los jóvenes no empiezan a consumir tabaco antes de los 26 años lo más probable es que nunca consuman cigarrillos?

Es por eso que es tan importante comenzar la prevención del tabaquismo desde la infancia y potenciándolas también en la adolescencia para así evitar que la tendencia de fumadores vaya en aumento. También te puede ayudar conocer estas 10 causas del tabaquismo.

Y aunque hay muchos programas de prevención del tabaquismo a nivel mundial y campañas anti-tabaco tanto por parte de organismos públicos como privados, lo cierto es que cada uno de nosotros puede poner de su parte para evitar que cada año millones de personas se enganchen a esta droga tan adictiva como es la nicotina.

¿Cómo podemos prevenir el tabaquismo? A continuación te damos algunas claves para que entre todos logremos que este hábito tan poco saludable cada vez tenga menos adeptos.

6 claves para la prevención del tabaquismo a nivel mundial

Actualmente existen muchas acciones destinadas a la prevención del tabaquismo en México, España, Francia, Chile y muchos países más; entre ellas: restricciones en la venta y consumo de tabaco en lugares y edificios públicos, prohibición de la publicidad, prohibición de venta de cigarrillos sueltos, control de las máquinas expendedoras, inclusión de mensajes informativos en las cajetillas sobre los riesgos de fumar, programas informativos y educativos, incremento del precio, promoción de los derechos de los no fumadores, prohibición de fumar en el trabajo y mucho más.

prevencion

Pero ¿qué podemos hacer las personas a pie de calle para ayudar a la prevención del tabaco en adolescentes? Aquí tienes 6 medidas prácticas sobre cómo prevenir el tabaquismo que cualquiera puede —y debe— implementar desde hoy mismo:

Prevenir desde el inicio

La prevención del tabaquismo a nivel mundial comienza por dar la suficiente información desde la infancia acerca de los peligros de fumar. Esa es una pieza clave así que debemos hacer comprender a los más pequeños que fumar es adictivo y un hábito lleno de consecuencias nefastas que además causa enfermedades graves que ponen en riesgo la salud.

Tanto en casa como en la escuela hay que implementar una serie de acciones relacionadas con cómo prevenir el tabaquismo, sobre todo informativas y educativas, para evitar despertar su curiosidad ya desde edades tempranas. Si forjamos un hábito de repulsa al tabaco desde la infancia es probable que nunca se despierte su deseo por fumar.

No fumar delante de menores

La mejor manera de comenzar la prevención del tabaquismo en jóvenes y adolescentes es dando ejemplo.

Piensa que los menores tienden a imitar las conductas que ven como habituales así que es esencial evitar que los fumadores se enciendan un cigarrillo delante de los niños y, en caso que los jóvenes ya hayan comenzado a fumar, hay que ofrecerles ayuda desde ya para que abandonen el hábito antes que pase más tiempo.

Crear consciencia en la adolescencia

Otra de las medidas sobre cómo prevenir el tabaquismo es crear consciencia sobre los factores de riesgo al consumir tabaco y sus efectos en el organismo sobre todo en jóvenes de 13 y 14 años dado que esta es la franja de edad más vulnerable.

Si tienes hijos o personas queridas que están en esta franja de edad, pregúntales acerca de sus amigos y si estos fuman, comenta con ellos las imágenes falsas y engañosas que aparecen en las películas donde se presenta el acto de fumar como algo glamouroso y sensual, y evita regalarles cigarrillos de chocolate (que además, por ley en España está prohibido).

Mostrar los efectos negativos a corto plazo

Háblales también de los efectos negativos del tabaco a corto plazo tales como mal olor en la boca, dedos amarillos, respiración más corta y la disminución del rendimiento en los deportes.

La mayoría de los jóvenes muchas veces se inician en el consumo de tabaco por probar la experiencia, ser socialmente aceptados o por no poder resistir la presión de los compañeros.

En este sentido, la prevención del tabaquismo en adolescentes también pasa por ayudarles a que piensen con independencia, conozcan todas las consecuencias de fumar y tengan herramientas suficientes como para no querer encenderse el primer cigarrillo.

Fomentar el ejercicio físico

Hacer deporte mejora la autoestima, ayuda a que niños y adolescentes forjen su carácter, es una forma de controlar los nervios y evitar la ansiedad, enseña a aprender de las derrotas, promueve el trabajo en equipo, ayuda a controlar las emociones, potencia la creación de hábitos saludables y enseña tener responsabilidades.

Y además, está científicamente comprobado que el deporte ayuda a la prevención del tabaquismo, así que debemos fomentar el ejercicio físico sobre todo entre jóvenes y adolescentes para evitar que se inicien en el mundo de los cigarrillos.

Disminuir los niveles de ansiedad en los adolescentes

Cada vez hay mayor evidencia de que existe relación entre fumar cigarrillos y distintos trastornos como depresión o ansiedad.

A todo eso cabe sumar que a medida que los niños y adolescentes crecen se ven expuestos a muchos cambios corporales y psicológicos con lo cual es normal que sientan muchas veces ansiedad. Esta es una reacción normal del cuerpo y aumenta si estamos expuestos a situaciones de mucho estrés.

Por todo ello hay que tomar medidas ya no solo para la prevención del tabaquismo en adolescentes sino también para ayudar a disminuir su ansiedad.

Educar sobre los síntomas de abstinencia

La mayoría de las personas cuando comienzan a fumar no son conscientes que un día van a tener que dejarlo si quieren seguir gozando de buena salud, por ello es importante educar sobre los síntomas que ocurrirán durante el período de abstinencia del tabaco.

Entre ellos: sensación de desánimo o tristeza, dificultad para dormir, irritabilidad y mal humor, dificultad para pensar con claridad y concentrarse, sensación de inquietud, nerviosismo, frecuencia cardíaca más lenta y aumento del apetito o de peso entre otros.

Y aunque esas son seis de las medidas que entre todos podemos tomar desde ya para comenzar con la prevención del tabaquismo en jóvenes y adolescentes, todo aquello que sirva para ayudar a educar sobre los riesgos del tabaco es un punto a favor en esta lucha que de un modo u otro nos afecta a todos.

Lo cierto es que la prevención del tabaquismo es una asignatura pendiente en todo el mundo, y cada uno de nosotros puede poner su granito de arena para evitar que cada vez más jóvenes y adolescentes entren en contacto con el tabaco.

Impedir que tus hijos o seres queridos empiecen a fumar es posible; comienza por aplicar estas claves sobre cómo prevenir el tabaquismo para complementar las medidas que ya se están tomando en muchos países y hagamos entre todos que el tabaco sea cada vez más una cosa del pasado.

Esperamos que te haya gustado este artículo y te animamos a que nos cuentes tu opinión o vivencia personal, así como a que leas este otro en el que hablamos sobre la fitoterapia o hierbas para dejar de fumar, verás que es súper interesante.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos métodos añadidos

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2017 Comodejardefumarya.com

To Top