¿Cuáles son los cambios al dejar de fumar? Los efectos secundarios, al descubierto

¿Cuáles son los cambios al dejar de fumar? Los efectos secundarios, al descubierto
1.5 (30%) 2 votos

Efectos secundarios de dejar de fumar

Una de las principales razones por las cuales muchos fumadores no quieren dejar de fumar es por no tener que sufrir el temido síndrome de abstinencia.

Y es que dejar de fumar implica pasar por una serie de efectos secundarios que, mientras dure la adicción a la nicotina, seguirán estando presentes. Todo fumador quiere saber cómo dejar de fumar de la manera más cómoda, pero nunca es fácil.

Pero afortunadamente en este caso nada es para siempre y los cambios al dejar de fumar desaparecen con el paso de los días.

Ahora, ¿qué le ocurre a tu cuerpo cuando lo privas de la nicotina? ¿A qué cambios vas a tener que enfrentarte cuando dejes de fumar? ¿Cuáles son los efectos secundarios de dejar de fumar tabaco tanto a nivel físico como psicológico?

Enseguida te contamos todo lo que necesitas saber al dejar de fumar: efectos secundarios, cambios y las consecuencias de abandonar el tabaquismo para que cuando te enfrentes a este proceso sepas a qué debes atenerte.

Eso sí, recuerda que ningún cambio será tan negativo como el propio tabaco así que tú eliges si prefieres pasarlo mal durante un tiempo relativamente corto para así poder disfrutar de una vida sin tabaco el resto de tus días, o seguir fumando mientras acabas lentamente con tu calidad de vida.

Cambios al dejar de fumar: efectos secundarios físicos y psíquicos

Al dejar de fumar suelen aparecer una serie de efectos secundarios que pueden distinguirse entre físicos y psicológicos, y que tienen una duración determinada en función de cada persona.

Pasar por ellos es lo normal, pero cuanto más sepas en qué consisten mejor vas a poder enfrentarlos cuando dejes los cigarrillos. Te contamos en detalle en qué consisten estos cambios al dejar de fumar y por qué efectos secundarios vas a tener que pasar. ¡Toma nota!

Dejar de fumar, efectos secundarios: la adicción a la nicotina

El tabaco y la nicotina tienen un fuerte poder de adicción similar al del alcohol, la cocaína y la morfina.

Cuando dejas de fumar, tu cerebro te pide a gritos la dosis de nicotina a la cual lo tenías acostumbrado y es ahí donde ante la privación de nicotina empieza el baile de efectos secundarios por los que todo ex fumador suele pasar en mayor o menor medida.

Y es que una vez decides dejar el tabaco tu cuerpo tiene que adaptarse a no tener nicotina, y los efectos secundarios simplemente son señales de que tu cuerpo se está ajustando a esa falta de nicotina.

Si anteriormente ya has intentado dejar de fumar entonces sabrás que este proceso es algo desagradable pero pasa rápido, y que para la mayoría de las personas los efectos secundarios solamente duran entre algunos días y un par de semanas —mientras que el deseo de fumar puede durar un poco más de tiempo e incluso varios meses—.

Durante este proceso es normal que sufras los síntomas de la abstinencia de nicotina tanto a nivel físico como mental. Recuerda que uno de los remedios para paliar este estado son los imanes para dejar de fumar. No obstante, veamos estos síntomas en detalle.

Dejar de fumar, efectos secundarios físicos

Los cambios al dejar de fumar son palpables sobre todo físicamente.

Por un lado es posible que experimentes temblores en las manos y en los pies, sudoración excesiva, problemas gastrointestinales, calambres intestinales, estreñimiento, náuseas o dolores de cabeza.

También es normal que tengas la garganta seca e irritada ya que tu cuerpo se está acostumbrando a tener menos mucosidad, sufrir episodios de tos debido a que los cilios de los pulmones están recuperando su actividad normal así como limpiando los bronquios, o tener llagas bucales e incluso alteraciones del sueño.

estres

Otro de los cambios al dejar de fumar a nivel físico son las alteraciones respiratorias —sobre todo, los resfriados—, pero eso es debido a que tus pulmones se están limpiando.

Además, también es probable que ganes unos cuantos kilos pero es una situación que generalmente solo dura unos pocos meses.

Precisamente, subir de peso es uno de los efectos después de dejar de fumar que más preocupa a algunos fumadores, pero esto es algo que no necesariamente le ocurre a todo el mundo y puede combatirse fácilmente haciendo ejercicio y eligiendo alimentos saludables por encima de los que contienen calorías vacías —como es el caso de los alimentos prefabricados, los dulces o la bollería industrial—.

Dejar de fumar, efectos secundarios psicológicos

Cuando una persona toma la firme decisión de dejar de fumar, los efectos secundarios a nivel psicológico no tardan en aparecer.

En este sentido las primeras dos semanas son las más difíciles, sobre todo los tres primeros días después de abandonar el tabaco. Pero afortunadamente se calcula que tras 12 semanas los síntomas psicológicos al dejar de fumar y los efectos secundarios desaparecen por completo.

Entre los principales efectos secundarios de dejar de fumar se encuentran la irritabilidad, la ansiedad y un deseo intenso de fumar. Incluso es probable que en algunas ocasiones te puedas sentir deprimido —sobre todo al principio— debido al proceso de retirada de nicotina del cuerpo.

Esta depresión inicial es parte de los efectos de fumar tabaco, y es habitual que se manifieste acompañado de dolor y como si realmente hubieses perdido algo muy importante.

Si esto llega a ocurrir simplemente aguanta esta tristeza y espera a que la sensación pase, porque afortunadamente no dura demasiado tiempo.

Además de todos estos efectos secundarios al dejar de fumar, también es probable que experimentes confusión, insomnio, cambios de humor o vulnerabilidad.

También es normal que sufras mareos ocasionales sobre todo al principio. Eso ocurre porque al dejar el tabaco los pulmones absorben más oxígeno del que estaban acostumbrados con lo cual puedes sufrir mareos o pérdidas leves del equilibro una o dos veces al día durante los primeros días y hasta que tu cuerpo vuelva de nuevo a su estado habitual.

Dejar de fumar, efectos secundarios: ¿cuánto duran?

Muchas personas al dejar de fumar se preguntan cuánto duran los efectos secundarios, y lo cierto es que la respuesta es “depende”.

Hasta hace relativamente poco, se creía que los efectos secundarios de dejar de fumar así como el síndrome de abstinencia duraban entre dos y cuatro semanas para la mayoría de las personas y que a partir de ese período iban desvaneciéndose cada vez más hasta llegar a desaparecer por completo.

De hecho, para algunas personas es así y vencen al síndrome de abstinencia antes de los 21 días —o como mucho un mes—.

Pero para otras personas, al dejar de fumar los efectos secundarios pueden llegar a persistir hasta dos meses, y se manifiestan sobre todo de tres maneras distintas:

  • Empiezan con fuerza y van suavizando su intensidad de forma gradual.
  • Van aumentando de intensidad hasta llegar a un espacio de aproximadamente 60 días y cuando llegan al pico máximo desaparecen.
  • Mejoran en las dos primeras semanas y luego permanecen estables.

En los dos últimos casos es probable que las personas piensen que algo va mal ya que con el paso de los días los efectos de dejar de fumar no desaparecen. Por esa razón, muchas personas tienden a sufrir recaídas y por ello es muy importante que tengas en cuenta que si a ti también te ocurre que con el paso de los días sientes más deseos de fumar se trata de un proceso absolutamente normal y no implica que ocurra algo extraño sino que es parte del proceso de desintoxicación del cuerpo al privarlo de nicotina.

Además, una vez el síndrome de abstinencia desaparece, ganarás calidad de vida y vivirás mucho más feliz y saludable, no lo olvides.

Dejar de fumar, efectos secundarios: cómo evitarlos

Los efectos secundarios por dejar de fumar son inevitables y deberás pasar por ellos. ¿Lo mejor? Como has podido comprobar no suelen durar más de entre dos semanas y tres meses según la persona.

Pero lo cierto es que existen algunos tratamientos para dejar de fumar que aseguran ayudar a abandonar el hábito sin tener que sufrir los indeseables efectos secundarios del tabaco.

Por ejemplo, los defensores de la acupuntura para dejar de fumar, de la hipnosis o los imanes afirman que es posible eliminar la adicción a la nicotina sin tener que pasar por el temido síndrome de abstinencia; del mismo modo que medicamentos como el bupropion también afirman eliminar el mono del tabaco. 

Aún así, e independientemente del método que uses para superar la adicción al tabaco, también hay algo que puedes hacer para combatir los efectos negativos de dejar de fumar.

Por ejemplo, puedes recurrir a algo que funciona muy bien en muchas personas ya que ayuda a tomar consciencia y te conecta directamente con tu mente —que por otro lado, es la gran causante de que sufras el síndrome de abstinencia—. Te hablamos de la meditación y de los ejercicios de relajación.

También te ayudará a combatir los efectos de dejar de fumar día a día el hecho de comer mucha fibra como por ejemplo frutas, verduras o cereales. Y sobre todo bebe mucha agua; todo esto te ayudará tanto a combatir los efectos secundarios de dejar de fumar como a evitar subir de peso.

Dejar de fumar, efectos positivos de dejar de fumar

Por supuesto, existen una gran cantidad de efectos positivos de dejar de fumar desde el mismo instante que abandonas el cigarrillo.

  • A los 20 minutos después de dejar de fumar ya se normaliza la tensión arterial.
  • A las 8 horas mejora el oxígeno.
  • A las 12 horas se normaliza el nivel de monóxido de carbono de la sangre.
  • A las 48 horas de dejar de fumar las terminaciones nerviosas comienzan a regenerarse y los sentidos del olfato y el gusto se comienzan a normalizar.
  • De dos semanas a tres meses después de dejarlo, mejora la circulación y se hace más fácil caminar. Los pulmones trabajan mejor y las heridas cicatrizan más rápidamente.
  • A las pocas semanas la piel se “rehidrata” y recupera su elasticidad natural.
  • A los tres meses siguientes mejora la circulación y la función pulmonar.
  • Entre el primer mes y los 9 meses siguientes vas a sentirte con más energía y desaparecerán los síntomas relacionados con el tabaquismo como la tos, congestión nasal, fatiga y dificultad respiratoria. Tendrás menos resfriados, toserás menos y respirarás mejor.
  • Después de un año el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares como el infarto se reduce a un 50%.
  • A los 5 años el riesgo de cáncer en la boca, garganta, esófago y vejiga se reduce a la mitad.
  • A los 10 años tienes la mitad de probabilidades de morir de cáncer de pulmón y baja el riesgo de sufrir cáncer de laringe o páncreas.
  • A los 15 años el riesgo de enfermedad cardíaca coronaria es el mismo que en una persona que no fuma.

Y todo ello sin mencionar otros efectos inmediatos de dejar de fumar como que:

  • Tu aliento, ropa y cabello olerán mejor.
  • Tus dedos y tus uñas perderán el color amarillento.
  • Tus dientes manchados lentamente se irán volviendo más blancos.
  • Tendrás menos riesgo de sufrir de disfunción eréctil.
  • Tu piel estará más sana.
  • Ahorrarás dinero, y no precisamente poco.

¿Qué te parecieron estos cambios al dejar de fumar y los efectos secundarios al abandonar los cigarrillos?

Sin duda, ahora que sabes cuáles son los principales efectos secundarios al dejar de fumar podrás estar mejor preparado cuando estos síntomas se manifiesten.

Como ocurre al tratar de vencer cualquier adicción, dejar el tabaco puede ser algo costoso y difícil pero lo más importante es que tú estés seguro y que tomes la firme decisión de dejarlo ya que de lo contrario no funcionará.

Después, infórmate acerca de los diferentes métodos y terapias que pueden ayudarte a abandonar el tabaquismo y a dejar de fumar sin efectos secundarios —o al menos, reduciendo estos al máximo—.

Habla con tu médico sobre distintas terapias de reemplazo de nicotina y acerca de los distintos medicamentos que hay para dejar de fumar, infórmate sobre los remedios caseros, terapias como la acupuntura o los imanes… Incluso puedes dejar de fumar con libros, vídeos y hasta usando solamente tu propia fuerza de voluntad.

Como ves, no te queda ninguna razón para seguir fumando y muchas para abandonar el hábito así que deja de fumar, enfréntate a los efectos secundarios del tabaco y da el paso hacia una vida mucho más plena.

Piensa que muchas personas antes que tú lo han dejado con éxito, y que todos los días miles de personas eligen dejar de fumar. Y lo cierto es que hasta ahora nadie ha muerto por dejar de fumar… Pero sí por seguir fumando. Tú eliges en qué lado de la balanza quieres estar.

One comment on “¿Cuáles son los cambios al dejar de fumar? Los efectos secundarios, al descubierto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *