Adicción al tabaco: qué es, síntomas y cómo vencerla

Adicción al tabaco: qué es, síntomas y cómo vencerla
Vota este artículo

¿Qué es la adicción al tabaco, cuáles son sus síntomas y cómo puedes vencerla?

Pocas armas existen que sean tan mortales como la que cada día millones de personas se colocan entre los labios mientras llenan sus pulmones de aire contaminado y consumen poco a poco su vida.

Y es que cada cigarrillo que fumas además de tabaco contiene más de 4.000 químicos de los cuales 200 son venenos conocidos y 60 son cancerígenos.

Fumar te mata lentamente, y eso no es ningún secreto. De hecho, todos lo hemos escuchado alguna vez y conocemos de cerca a alguien que ha vivido en primera persona las consecuencias del tabaco.

Buena parte de la culpa la tienen dos de sus componentes más tóxicos, nocivos y peligrosos: el alquitrán y la nicotina. Y precisamente esta última es la culpable de que millones de personas en todo el mundo sufran adicción al tabaco ya que la nicotina es una sustancia altamente adictiva que te hace querer cada vez más y más cigarrillos generando una adicción superior incluso a la de la heroína o la cocaína.

Pero hay buenas noticias: cualquier persona es capaz de vencer la adicción al tabaco si se lo propone y para ello es necesario que lo conozcas todo sobre la adicción a los cigarrillos.

¿Qué es exactamente la adicción al tabaco, cuáles son sus causas y síntomas, qué consecuencias tiene y cómo puede prevenirse o evitarse? Enseguida te lo contamos todo en detalle.

¿Qué es la adicción al tabaco?

La adicción al tabaco es la necesidad compulsiva de consumir cigarrillos y en concreto nicotina, ya que esta es la sustancia que causa la adicción.

De hecho, a la adicción al tabaco también se la conoce como adicción a la nicotina, dependencia de los cigarrillos o dependencia del tabaco.

Por tanto, cuando una persona no puede vivir sin fumar y tiene deseos constantes de encenderse un cigarrillo hasta tal punto que la privación del tabaco afecta directamente a su vida decimos que sufre adicción al cigarrillo.

Existen tres formas de adicción o dependencia al tabaco:

  • Dependencia física: provocada directamente por la nicotina y responsable del síndrome de abstinencia.
  • Dependencia psicológica: el hábito de fumar se convierte en una compañía inseparable en diferentes ocasiones y parece imposible cambiar esta relación.
  • Dependencia social: fumar sigue siendo un acto social que se hace en grupo y en reuniones con amigos (sobre todo en adolescentes).

Por suerte, existen multitud de métodos para dejar de fumar para todos los gustos. Además cada uno de estos métodos resulta idóneo según nuestro tipo de dependencia.

¿Cuáles son las causas por la adicción al tabaco?

Lo decíamos al principio: la nicotina es una de las principales causas de adicción al tabaco y la gran responsable de que los fumadores tengan una relación de dependencia con los cigarrillos.

adiccion-al-tabaco
Adicción al tabaco

Piensa que la nicotina es una droga que el tabaco contiene de forma natural y que produce sensaciones agradables. La nicotina afecta directamente a los nervios y la química del cerebro desencadenando la adicción —y lo hace de varias maneras, entre ellas segregando dopamina asociando de ese modo el tabaco al bienestar— .

Eso provoca que el fumador sienta placer y que su estado de ánimo se transforme creando así un estado de dependencia donde la persona que fuma ansía cada vez más tabaco para sentir esa sensación de calma y placer que ha sido creada por la misma nicotina.

¿Cuáles son los síntomas de adicción al tabaco?

Cuando una persona se vuelve adicta a la nicotina aparecen una serie de síntomas de adicción al tabaco que son muy útiles a la hora de detectar si hay adicción o no.

Por ejemplo, cuando el fumador es adicto al tabaco…

  • Disminuye su apetito.
  • Tiene una sensación de bienestar y placer.
  • Crea más saliva y flema.
  • Incrementa su actividad en el intestino.
  • Aumenta su frecuencia cardíaca alrededor de 10 a 20 latidos por minuto.
  • Sube su presión arterial de 5 a 10 mmHg.
  • Sufre sudoración, náuseas y diarrea.
  • Ve como se reduce el riego sanguíneo de la piel y órganos internos al mismo tiempo que disminuye su temperatura corporal.
  • Necesita fumar para poder cumplir ciertas tareas y desempeñarse

Pero además hay otros síntomas que pueden ayudar al fumador a detectar si es o no adicto al tabaco. Si después de dos o tres horas tras haber fumado el último cigarrillo sientes alguno de estos síntomas de abstinencia, entonces es más que probable que seas adicto a los cigarrillos. Toma nota:

  • Deseo y ansias de fumar un cigarrillo.
  • Ansiedad y depresión.
  • Somnolencia o problemas para dormir.
  • Malos sueños y pesadillas.
  • Tensión, nerviosismo, inquietud o frustración.
  • Dolores de cabeza.
  • Incremento del apetito y aumento de peso.
  • Dificultad para concentrarse.

Básicamente, desde el momento en que necesitas fumar para poder seguir con tu vida de manera normal pasas a ser un adicto a la nicotina.

Así que ahora que ya conoces cuáles son los síntomas de adicción al tabaco es importante que los tengas presentes ya no solo para saber si sufres adicción al tabaco sino también para detectar cuando alguien cercano está comenzando a tener dependencia de la nicotina.

¿Cuáles son las consecuencias de la adicción a la nicotina?

Podrían escribirse varios libros acerca de la adicción al tabaquismo y sus consecuencias —y de hecho, ya existen—, y es que son tantos los efectos causados por la adicción al tabaco que muchas veces cuesta enumerarlos todos.

Por un lado, los adictos al cigarrillo pueden sentir falta de energía, nerviosismo, dolor de cabeza, hambre y cambios en el ritmo cardíaco cuando no tienen tabaco a mano.

Pero no es todo porque incluso hay quien pierde agilidad, memoria y concentración cuando se ve privado de la nicotina. Incluso puede causar también un cambio en el estado de ánimo volviendo a la persona más irritable y malhumorada.

Aunque si hablamos de la adicción al tabaquismo y sus consecuencias no podemos olvidarnos de los efectos devastadores que la adicción al tabaco causa en la salud:

  • Aumenta el riesgo de cáncer de pulmón, laringe, órganos digestivos y aparato urinario.
  • Predispone a la bronquitis crónica, enfisema, EPOC y úlcera péptica.
  • Favorece la aparición de resfriados y enfermedades cardiovasculares.
  • Aumenta la frecuencia cardíaca.
  • Conlleva a la pérdida de capacidad pulmonar.

Y muchas consecuencias más que lo único que consiguen es mermar tu calidad de vida.

¿A quién afecta más la adicción al tabaco?

La adicción al tabaco no entiende de razas, género, procedencia ni edades sino que cualquier persona es susceptible a volverse adicta a la nicotina.

Aún así, hay un sector de la población que es más vulnerable: los jóvenes y adolescentes. Existen estudios recientes que demuestran que la adicción al cigarrillo en jóvenes va en aumento, y de hecho la franja de edad más vulnerable es la comprendida entre los 13 y los 14 años con lo cual los adolescentes son quienes más riesgo tienen de volverse adictos a los cigarrillos.

Es por eso que existen multitud de campañas enfocadas principalmente a prevenir la adicción al cigarrillo en jóvenes con el fin de evitar que estos comiencen a fumar.

Por otro lado, hablando de géneros existen estudios que señalan que el tabaquismo afecta más a las mujeres que a los hombres y que la adicción al tabaco tiene mayores efectos negativos en ellas que en ellos.

¿Cómo prevenir la adicción al tabaco?

Las adicciones al tabaco pueden prevenirse de forma segura no empezando a fumar y diciendo no al cigarrillo.

De hecho, se calcula que los jóvenes que no han empezado a fumar antes de los 26 lo más probable es que nunca lo hagan con lo cual es muy importante tomar medidas y prevenir el tabaquismo desde el inicio.

Existen muchas campañas que están enfocadas exclusivamente a prevenir la adicción al tabaco, pero a pie de calle hay algo más que podemos hacer entre todos, por ejemplo:

  • No fumar delante de menores.
  • Crear consciencia desde la infancia sobre los efectos negativos del tabaco.
  • Mostrar las consecuencias de fumar a corto plazo.
  • Fomentar el ejercicio físico.
  • Disminuir los niveles de ansiedad en los adolescentes.
  • Educar sobre los síntomas de abstinencia para que las personas que están comenzando a fumar sepan a qué van a tener que enfrentarse una vez llegue el momento de dejarlo.

¿Cómo vencer la adicción a los cigarrillos?

Hay muchas maneras de dejar de fumar y vencer la adicción al tabaco, así como muchos recursos que pueden servirte de apoyo como por ejemplo sentirte respaldado por tus familiares o amigos. En este blog te hablamos de una gran variedad de recursos a tu alcance, como por ejemplo la hipnosis para dejar de fumar.

Pero hay algo que es indispensable para poder vencer la adicción a los cigarrillos: tener el deseo de dejar de fumar y estar plenamente convencido de dejarlo. Y si anteriormente ya has intentado abandonar el hábito y no lo has conseguido, es muy importante que no lo tomes como un fracaso sino como un aprendizaje. Esa es precisamente la clave del éxito: creer en ti mismo.

Una vez ya estés convencido de que quieres dejar de ser un adicto al cigarrillo entonces ya sí es hora de decidir qué método vas a usar para abandonar el tabaquismo: medicamentos, tratamientos alternativos como acupuntura o hipnosis, recurrir a los imanes para dejar de fumar, tomar hierbas medicinales, mascar chicles, usar parches o simplemente hacer de tu fuerza de voluntad tu mejor arma para ganar el pulso al cigarrillo.

Dice el refrán que nada es para siempre y que cada final es un nuevo comienzo, y lo cierto es que nunca vas a tener mejor ocasión que esta para empezar tu nueva vida lejos de la adicción al tabaco.

Lo mejor de todo es que cuando lo consigas, vas a agradecer haber empezado hoy. Te lo decimos por experiencia 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *