6 consejos para dejar de fumar sin engordar… ¡y sin ansiedad!

6 consejos para dejar de fumar sin engordar… ¡y sin ansiedad!
4.5 (90%) 2 votos

Dejar de fumar sin engordar, ¿es posible? Sí, y te contamos 6 maneras para lograrlo

¿Cuántas veces te has planteado dejar de fumar pero no lo haces por temor a ganar esos indeseables kilos de más?

Son muchas las personas que quieren dejar los cigarrillos pero temen subir de peso en el intento, con lo cual ese miedo a engordar se convierte en una razón de peso para seguir fumando.

Pero por suerte, dejar de fumar sin engordar es posible y además es fácil una vez que sabes cómo hacerlo. Y eso es justo lo que te vamos a enseñar a continuación.

Porque pocas sensaciones existen que sean comparables a la satisfacción de la libertad que uno experimenta cuando deja de tener la necesidad de fumar, pero para ello tienes que eliminar los miedos; y si uno de ellos es el miedo a engordar ahora puedes combatirlo.

¿Cómo?

Con estos 6 trucos para dejar de fumar sin engordar y sin ansiedad.

¿Vienes a descubrirlos?

6 métodos para dejar de fumar sin engordar ¡y sin ansiedad!

Según un estudio publicado en la prestigiosa revista médica British Medical Journal se calcula que cada ex fumador gana una media de 4,7 kilos durante los primeros meses sin fumar.

Algunas de las principales razones de ese aumento de peso con el síndrome de abstinencia, la mejora de los sentidos del gusto y el olfato que pueden llevarte a comer más,y el hecho que la nicotina contribuye a quemar calorías a la vez que incrementa la sensación de saciedad. En este otro artículo te descubrimos otros trucos para dejar de fumar sin engordar nada que se complementan a la perfección con los que leerás a continuación.

Afortunadamente, eso puede evitarse y para que puedas conseguirlo hemos seleccionado 6 tips para dejar de fumar sin engordar que te serán muy útiles. ¡Toma nota!

Querer dejar de fumar y tener fuerza de voluntad

Todos los expertos coinciden en lo mismo: hay que querer dejar de fumar, tomar la decisión en serio y una vez tomada tener fuerza de voluntad.

Parece obvio pero sin embargo es ahí donde se esconde la clave para saber cómo dejar de fumar sin engordar. Y es que si no pones de tu parte, ¿cómo vas a lograrlo?

Una vez estés plenamente convencido de abandonar el mal hábito de los cigarrillos, te será más fácil sobrellevar el proceso.

Pero hay algo más que puedes hacer, y es ahí donde entra en juego la fuerza de voluntad: cada vez que te entren ganas de sustituir un cigarrillo por comida poco saludable —es muy frecuente para combatir la ansiedad— piénsalo dos veces y ten a mano otros recursos como chicles, regaliz o infusiones.

¡Realmente funciona!

Seguir una dieta saludable y hacer ejercicio

No hay más secreto que este: ejercicio y dieta para dejar de fumar sin engordar y sin ansiedad. Esta es, sin duda, una regla que nunca falla.

Dejar de fumar sin engordar
Dejar de fumar sin engordar

Una vez te convenzas de que quieres dejar de fumar, comienza por salir a caminar aunque sea media hora o si lo prefieres apúntate a un gimnasio, haz boxeo o simplemente muévete durante un rato.

Algo tan simple como eso puede evitar que engordes, y si además comienzas a tomar consciencia de lo que comes mejor que mejor.

Es cierto que los expertos no aconsejan comenzar una dieta al mismo tiempo que se deja de fumar, pero también es verdad que puedes elegir comerte una fruta en lugar de una caja de galletas de chocolate.

Simplemente, antes de recurrir a la comida basura piensa si esa es la mejor opción para ti y en la medida de lo posible trata de reducir el consumo de carnes, huevos y alimentos excesivamente salados. En su lugar, sigue una rutina de alimentación sana rica en cereales integrales y verduras dulces.

¡Notarás la diferencia!

Apoyarte en los remedios caseros

Existen muchos remedios caseros para dejar de fumar sin engordar nada, como por ejemplo las infusiones, los zumos de frutas, las flores de Bach, la raíz de jengibre o de regaliz, la pimienta de cayena, el ginseng, el té de hierbas, la valeriana, la avena o la lobelia.

Todos estos alimentos naturales, plantas y hierbas han ayudado hasta el momento a dejar de fumar sin engordar y sin ansiedad a muchísimas personas. ¿Por qué contigo iba a ser diferente?

Puedes decantarte por uno solo o combinarlos, pero sin lugar a dudas ayudarán a que tu adicción por el tabaco pase a mejor vida sin que tengas que ganar peso.

Tomar champix

Muchos ex fumadores han recurrido al champix para dejar de fumar sin engordar. También conocido como chantix, se trata de un medicamento elaborado a base de vareniclina que no contiene nicotina y que está recomendado a los fumadores que tienen un grado elevado de adicción.

El champix interviene directamente en la misma parte del cerebro donde también actúa la nicotina con la intención de provocar que el cigarrillo produzca menos placer y por tanto disminuya la sensación de necesitar tabaco.

Es por eso que, al no haber ansiedad, también disminuyen las ganas de sustituir el tabaco por comida. Eso sí, si tienes pensado tomar champix consulta a tu médico para que dé el visto bueno al tratamiento.

Someterte a sesiones de hipnosis

La hipnosis para dejar de fumar sin engordar parte de que la raíz de la adicción está en el subconsciente y que, por tanto, es ahí donde hay que actuar para lograr vencer esa adicción.

Por esa razón la hipnosis trabaja directamente sobre la mente subconsciente desprogramándola para que la ansiedad por el tabaco desaparezca mediante los propios mecanismos que crearon la dependencia.

Por este motivo resulta una excelente alternativa usar la hipnosis para dejar de fumar sin engordar ya que al actuar directamente sobre el subconsciente se elimina la ansiedad y con ella las ganas por comer.

Además, la tasa de éxito de la hipnosis para dejar de fumar se sitúa en el 80% de éxito y solamente se calcula que hay un 2,5% de recaídas.

Eso sí, ponte siempre en manos de profesionales.

6. Recurrir a la acupuntura

Unas simples agujas pueden ayudarte a vivir sin tabaco, pero también a vivir sin ansiedad y sin esos kilos de más.

La acupuntura es un método rápido, indoloro, no invasivo y sin efectos secundarios que consiste en colocar unas finas agujas indoloras en puntos estratégicos del cuerpo donde circulan corrientes de energía y de ese modo vencer la adicción al tabaco.

Algunos de estos puntos están el el oído —por eso también a la acupuntura para dejar de fumar se la conoce como auriculoterapia y entre otras ventajas te ayudan a sobrellevar el mono de la nicotina, evitan el mal humor y también regulan el apetito, aumentan el metabolismo y estimulan la combustión de grasa abdominal.

¿Qué te parecieron estos seis tips para dejar de fumar sin engordar? Elige la opción que mejor encaje contigo y piensa que no vas a tener mejor oportunidad que esta para dejar de fumar. No ganarás peso pero sí muchas otras cosas como salud, bienestar, felicidad y algo que con el cigarro no era posible: libertad.

Así que ahora que ya sabes cómo dejar de fumar sin engordar di adiós al tabaco y da paso a una vida mucho más saludable. Porque dentro de un año, desearás haber comenzado hoy.

Imágen gracias a Patry Jordan

One comment on “6 consejos para dejar de fumar sin engordar… ¡y sin ansiedad!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *