5 tipos de dieta para dejar de fumar sin engordar

5 tipos de dieta para dejar de fumar sin engordar
Vota este artículo

¿Cómo dejar el tabaco sin engordar? 5 tipos de dieta para dejar de fumar y adelgazar

Una de las razones por las que muchos fumadores no terminan de decidirse a dejar de fumar, además de por miedo a sufrir el síndrome de abstinencia, es por temor a ganar unos cuantos kilos de más.

Y es que está científicamente comprobado que la abstinencia del tabaco altera el metabolismo. Eso, sumado a que la ansiedad que causa el tabaco puede terminar derivando en que uno ataque la nevera comiéndose todo lo que encuentre por el camino con tal de no encenderse otro cigarrillo, puede suponer un aumento de entre 3 y 4 kilos al mes.

Pero afortunadamente eso no tiene por qué ser siempre así y hay que actuar. Para evitar el tabaquismo en adolescentes hay que prevenir, pero aquí hablamos de tomar medidas. Y una de las mejores que puedes tomar es plantearte una dieta sana.

¿Sabías que existen varios tipos de dieta para dejar de fumar sin engordar que además pueden ayudarte a llevar mejor el síndrome de abstinencia? También existen métodos como las flores de Bach que te ayudarán en ese trance.

A continuación te vamos a compartir 5 variedades de dieta para dejar de fumar y adelgazar para que elijas la que prefieras cuando des el paso hacia una vida libre de tabaco.

Lo mejor de todo es que incluyen alimentos que calmarán tu ansiedad con lo cual podrás reducir los efectos del mono del tabaco mientras comes sin miedo a subir de peso. ¡Toma nota!

dieta para dejar de fumar sin engordar

5 tipos de dieta para dejar de fumar sin engordar

Dieta desintoxicante para dejar de fumar

La dieta detox para dejar de fumar es una de las más empleadas por fumadores que deciden abandonar el hábito del tabaquismo pero al mismo tiempo quieren comenzar a cuidar su salud desintoxicando su cuerpo y comiendo de manera saludable.

Es más bien una manera de comer que una dieta en sí, y básicamente consiste en aumentar el consumo de vitamina C mediante frutas cítricas como la naranja o el pomelo y frutas ácidas como el kiwi o la piña, incrementar el consumo de ácido fólico comiendo frutas y verduras así como nueces o judías, evitando el consumo de frituras y comida chatarra, consumiendo ajo, ingiriendo alimentos ricos en triptófanoque se encarga de producir serotonina como la avena o las legumbres e incluso la miel de abeja, bebiendo agua pura es el mejor desintoxicante— y tomando té verde ya que es rico en antioxidantes.

Con ello no solo disminuirán tus ganas de fumar sino que además evitarás subir de peso.

Dieta adventista para dejar de fumar

Muchas personas optan también por el famoso Plan de 5 días para dejar de fumar promovido por la Iglesia Adventista del Séptimo Día; un curso gratuito de cinco días de duración que se realiza en un local o salón de actos generalmente de lunes a viernes en distintas ciudades y que cuenta con más del 50% de tasa de éxito.

En cuanto a su funcionamiento, la dieta adventista para dejar de fumar consiste básicamente en tratar durante cinco días la salud física y mental para así vencer la adicción al tabaco sin engordar.

La salud física se trata a través de una serie de buenos hábitos como dejar el café y el alcohol ambos muy relacionados con el tabaco—, sustituir la carne por una alimentación vegetariana para depurar el organismo, consumir más agua o ejercitarse al aire libre entre otros.

La salud mental, en cambio, se trata cambiando algunos hábitos de comportamiento como por ejemplo incluir una tarjeta con la frase he decidido dejar de fumar dentro del paquete de tabaco o compartiendo la decisión con familiares y amigos.

Algunos la llaman también dieta vegetariana para dejar de fumar, y lo cierto es que quienes la siguen afirman tener menos ansiedad y más energía que antes de seguir la dieta.

Dieta macrobiótica para dejar de fumar

La dieta macrobiótica se diferencia del resto de dietas porque divide los alimentos en alimentos Yin y alimentos Yang ya que de ese modo, afirman sus seguidores, se logra el equilibrio físico y emocional a través de la nutrición. Por esa razón, muchos la siguen también para lograr vencer la adicción al tabaco.

Para seguir la dieta macrobiótica para dejar de fumar, deberás eliminar todos los productos refinados como el azúcar blanco, el pan blanco, los embutidos, la carne, los dulces industriales, los refrescos azucarados y el alcohol.

Por otro lado, deberás incluir cereales como parte de tu dieta, generalmente integrales y sin pesticidas. También incluye la ingesta de infusiones, cremas de mijo y arroz, sopa de miso, galletas de arroz, paté vegetal y otros alimentos libres de carne.

Y aunque muchas personas apuestan por ella y afirman haber logrado una mejor salud con ella, algunos expertos coinciden en que la dieta macrobiótica elimina alimentos esenciales para el organismo como por ejemplo la carne.

Dieta Cormillot para dejar de fumar

La dieta del Dr. Cormillot propone numerosas herramientas para dejar de fumar y adelgazar al mismo tiempo. Entre ellas las siguientes:

  • Llevar un registro de qué se come y en qué cantidad así como reducir las porciones y hacer ejercicio.
  • Engañar al estómago comiendo snacks con pocas calorías e incluso masticando zanahoria cruda o chicles sin azúcar.
  • Aumentar el consumo de hidratos de carbono de absorción lenta, proteínas y vitamina C.
  • Comenzar las comidas principales con un plato abundante de hortalizas crudas y cocidas.
  • Distribuir bien las comidas ingiriendo alimentos cada 1,5 – 3 horas.
  • Recurrir a los líquidos como las infusiones y el agua.
  • Moverse al menos 30 minutos al día.

Dieta del ajo para dejar de fumar

Son muchos quienes afirman que el ajo es un remedio natural casi milagroso para vencer la adicción al tabaco y evitar ganar peso, así como un alimento muy útil para controlar el colesterol, favorecer la digestión y cuidar el sistema inmunológico. Incluso hay estudios que afirman que el ajo reduce el riesgo de padecer cáncer de pulmón.

En cuanto su funcionamiento, la dieta del ajo para dejar de fumar es muy sencilla de seguir: básicamente consiste en tomar dos dientes de ajo con jugo de limón antes de almorzar y dos antes de comer, y al mismo tiempo hay que evitar los alimentos fritos, procesados y refinados.

¿Qué te parecieron estos 5 tipos de dieta para dejar de fumar sin engordar? Todas ellas pueden ayudarte a vencer la adicción al tabaco sin ganar esos indeseados kilos de más pero ten en cuenta que para mantener la figura y al mismo tiempo cuidar tu salud hay algo que siempre funciona: el binomio dieta y ejercicio para dejar de fumar. Y es que dejar de fumar engorda, sobre todo si no te cuidas.

Ya sabes: ¡prueba alguna de ellas, incorpora la actividad física a tu día a día y cuéntanos cómo te fue!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *